Bruxismo mientras dormimos

Hoy os vengo a hablar del bruxismo. Un problema que afecta a una gran parte de la población aunque no seamos conscientes de ello. Hace un par de días hablando con diferentes personas de mi entorno me di cuenta de que casi todos sufrían una tensión excesiva en la mandíbula. Especialmente mientras dormían, apretando y rechinando los dientes. Esto les producía un dolor y una sobrecarga al día siguiente que genera un malestar general del cuerpo y psicológico. Por ello he decidido hablaros hoy de todo esto.

¿Qué es el bruxismo?

Llamamos bruxismo al hábito de rechinar o apretar los dientes. Es muy común y se da especialmente en situaciones de estrés o nerviosismo. Es más perjudicial mientras dormimos, ya que nos encontramos en un momento inconsciente. En el cual no somos capaces de saber ni controlar durante cuánto tiempo hemos estado apretando los dientes.

Existen dos tipos de bruxismo, tal y como indica el Doctor y experto en ortodoncia Iván Malagón: el céntrico, completamente inconsciente. Se produce mientras se duerme, y son los familiares o personas cercanas las que se dan cuenta. Por otro lado también puede ser excéntrico. En la gran mayoría de circunstancias causando rechinamiento. El dentista es el que suele darse cuenta en alguna de las revisiones, ya que aparecería un desgaste en los dientes muy por encima de lo normal, incluso pudiendo llegar a agrietarse y romperse.

¿Porque es tan peligroso?

Como todos sabéis me preocupan especialmente los problemas de ortodoncia e invisalign. Investigando podemos observar la forma en la que dicha tensión mandibular afecta directamente a nuestra salud bucodental, siendo capaz de causar auténticos problemas tanto en nuestra boca como en el resto del cuerpo. Sé que muchos de vosotros querréis investigar más sobre el tema, ya que es verdaderamente interesante, por lo que aquí os dejo otro link con más información corroborada por expertos.

Causas y soluciones 

A pesar de lo que la gente piensa la causa principal del bruxismo no es el estrés. Lo principal es que los dientes no están alineados correctamente. Para llegar a la fase del sueño nocturna nuestro cerebro necesita encontrar algunos puntos de estabilidad oclusal, es decir, puntos de contacto dentarios suaves. En el caso de que esto no suceda, la persona apretará y rechinará los dientes tratando de conseguirlo. El problema no se va a solucionar nunca si no conseguimos una buena estabilidad oclusal. Por tanto, la mejor técnica para conseguirlo es Invisalign. Porque no solamente se colocan y alinean los dientes, si no que en manos expertas, al interponer los alineadores, la musculatura facial se relaja. Esto hace de Invisalign la mejor elección para evitar el desgaste de los dientes y el bruxismo.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *