¿Puedo hacer dieta con Invisalign?

Como todos sabemos las dietas influyen a nuestra salud, y sí, también a nuestros dientes. Es decir, ¿puede una dieta afectar a nuestro tratamiento invisalign? Un gran número de planes para perder peso o mejorar nuestra musculatura pueden provocar efectos colaterales en nuestra boca. Un ejemplo serían los hiperproteicos. Basan su alimentación en proteínas, pudiendo generar numerosas patologías bucodentales.

Si queremos realizar una dieta debe mantener un equilibrio, aportándonos todos los nutrientes que necesitamos. Nuestro experto de cabecera, el Dr. Iván Malagón, afirmó recientemente: “Si nuestra dieta carece de ciertos nutrientes, los tejidos de la boca sufren las consecuencias porque se hacen más vulnerables a las infecciones. De hecho, la enfermedad de las encías o periodontitis, la cual puede desembocar en la pérdida de piezas dentales, es más frecuente en personas con una mala alimentación. Dietas milagrosas como la Dukan pueden causar daños irreparables en nuestra salud oral.

Consecuencias

Entre las posibles consecuencias a desarrollar podemos destacar la carencia de nutrientes genera gingivitis, periodontitis e inflamación de encías. Estas últimas además son la principal causa de que en ocasiones se produzca sangrado. Además favorece el desarrollo de caries y la presencia de llagas. Además exponemos nuestros huesos y dientes ya que la osteoporosis producida por la falta de alimentos genera una fuerte fragilidad.

 “Una boca en mal estado puede perjudicar el rendimiento deportivo, ya que genera, entre otros: problemas de equilibrio, lesiones musculares, dolores de cabeza y calambres”, apunta el odontólogo Iván Malagón.

El perfeccionismo extremo

Tampoco os dejéis llevar por el perfeccionismo o el exceso de las dietas extremadamente saludables. El exceso de fruta y ensaladas por ejemplo desgaste el esmalte debido a los ácidos que contienen. Además el alto contenido de azúcar en muchas verduras y frutas, si las tomamos en exceso, puede debilitar nuestra salud oral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *