Mis primeros días con Invisalign

Ya voy a cumplir las primeros días con Invisalign y te quiero contar qué tal está siendo mi experiencia.

Tengo previsto próximamente contar las razones por las que he decidido poner a mis 27 años (y siendo un hombre…) ortodoncia, y más en concreto porqué elegí Invisalign.

Lo primero, quiero mostrar el estado de mi boca antes de comenzar el tratamiento.

dientes antes invisalign

 

Como ves, tengo una separación bastante grande entre las palas y un poco más pequeña entre los dientes de al lado.

En la arcada inferior, tengo los dientes apiñados y uno que sobresale sobre el resto.

No es que una peso importante de la decisión de hacerme ortodoncia haya sido la estética, pero evidentemente no era el punto más fuerte de mi dentadura 🙂

Ahora ya sí que empiezo a contar mis primeros días.

Para empezar, la consulta con mi dentista fue rápida. Me explicó cómo se ponía el alineador y que este primero era simplemente para que los huesos que mueven los dientes se fueran acostumbrando a que iba a ver un movimiento en ellos.

Posteriormente me dijo todas las recomendaciones generales como:

  • Llevar los alineadores puestos 22 horas al día
  • Quitarlos para comer
  • No beber agua caliente con ellos para evitar que dañen
  • Lavarlos a diario y a poder ser cada vez que se vuelven a poner

Por si tenía más dudas, me dio un librito que venían las instrucciones de cómo quitar y poner los aligners y lo que he puesto antes, además de un pequeño estuche para guardarlos cuando me los quitaba, y me avisó de que iba a empezar a salivar más de la cuenta

Sin más, me citó para dentro de 15 días con el fin de poner los ataches y empezar los movimientos. Ya me ha advertido que esa cita va a ser más dura…

Tan feliz, me fui para casa. Notaba algo raro y al principio me costaba un poco hablar, algo que tras practicar un rato ya lo superé sin muchos problemas, pero conforme ha pasado el tiempo he visto ciertas cosas que no me han gustado, o no han sido tal y como yo esperaba…

El primero el tema de que es una ortodoncia invisible, pues bien, vamos a poner este «invisible» entre comillas, y lo digo así porque se nota, te pueden vender la moto de una manera mejor o peor, pero el que te diga que no se nota nada, miente.

Cualquier persona que te conozca un poco, notará algo extraño en tu boca, más que nada porque los alineadores no encajan al 100% con los dientes, hay cono un pequeño vacío que hace un efecto funda, y que se note un poco.

Y luego por el tema de la saliva, que se mete entre los aligners y el diente formando unas burbujillas que estéticamente no quedan del todo bien.

Muestro foto de como me quedan estos primeros alineadores, la foto no es de gran calidad y no se muestra bien lo que digo de la saliva 🙁

dientes con invisalign

 

Respecto a dolores, no he tenido muchos. Un poco de molestia los primeros días al quitarme y ponerme los alineadores, pero poco más.

Me ha pasado un poco lo mismo que cuando me puse lentillas. Las primeras veces me costaba un mundo ponerlas, me daba cosilla meter el dedo en el ojo, ahora ya ni lo pienso. Con esto lo mismo, al final coges el truco.

He comido normal, lo único que me he evitado al principio comer duro o tener que hacer fuerza con los dientes, como pueden ser los bocadillos. Es recomendable tirar al principio de cada alineador con comida blanda.

Solo he salido a cenar fuera de casa una vez, y me sentí un poco raro y me quité los aligners con un poco de miedo en el baño sujetando la puerta con el pie. Reconozco que tenía vergüenza y eso que el bar estaba medio vacío y no había pinta de que alguien entrara al baño 🙂

De las bebidas, he tomado alguna cerveza. Este punto lo tengo que comentar con mi dentista porque en algún sitios dicen que beber solo agua… y evitar todo resto de bebidas como cafés, coca-cola, alcohol. Afortunadamente no tomo café, y coca-cola en general solo para comer o cenar, pero ya llegará el día que tenga que se me antoje.

Sobre el tiempo, lo llevo bien. Me he quitado el almuerzo que me tomaba en el trabajo porque eran 10 minutos y forzan a quitarme los alineadores para tan poco tiempo no me renta en términos de dolor. Aguanto sin problemas.

Me lo he dividido en:

  • 30 minutos desayunar más ducha
  • 45 minutos comer
  • 45 minutos cenar

Y poco más, en breves me quito estos primeros alineadores y me ponen ya los primeros ataches. Iré contanto que tal van.

Si quieres dejar tu experiencia o hacerme alguna duda, deja un comentario 🙂

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *