¿Qué son los ataches?

La técnica de ortodoncia invisible Invisalign ha revolucionado el mundo de la ortodoncia gracias a su avanzada tecnología que permite alinear los dientes de una forma cómoda, muy discreta (es transparente) y con unos alineadores extraíbles, de tal forma que al paciente no le incomode ni comer ni cepillarse los dientes. Pero además, esta técnica, si se conoce a fondo y se elige a un profesional con experiencia y referencias, permite renovar totalmente la sonrisa sin que se tenga que extraer ninguna pieza dental en el 99,99% de los casos.

En ciertas ocasiones los alineadores por sí solos no pueden lograr los movimientos deseados por el odontólogo y necesitan “agarrar” mejor el diente; aquí es donde entran en juego los ataches o attachments (en inglés). Se trata de unos pequeños añadidos o relieves hechos de composite, el mismo material que el de los empastes, adheridos a determinadas piezas dentales designadas por el odontólogo (según cada caso). De esta forma se consigue que los alineadores “agarren” mejor al diente y consigan realizar el movimiento deseado.

Y la pregunta que os estaréis haciendo… ¿se nota? Los ataches son del color del diente, por lo que son bastante discretos, y salvo que vuestro dentista indique que deben colocarse en los dientes anteriores, cuando se colocan en los otros dientes la verdad es que pasan desapercibidos; habría que fijarse minuciosamente y muy de cerca para darse cuenta.

¿Cuándo hay que ponerse ataches?

Esto solo lo decide el odontólogo, con Invisalign cada caso es diferente y totalmente personalizado, por lo que no siempre requerirá el uso de ataches. Según el estado de los dientes del paciente y los movimientos que deban realizar para su buen posicionamiento,  el especialista valorará cuál es la mejor opción.

Tipología

No existe un único tipo de atache, según las necesidades de cada paciente variarán en cuanto a forma, tamaño, posición o finalidad. En cuanto al tamaño, varían de 1 a 5 mm, y la forma más habitual, aunque existen infinitas ya que no hay dos ataches optimizados iguales, es la rectangular.

La finalidad también es un parámetro a tener en cuenta por el odontólogo a la hora de elegirlos: de rotación, de enderezamiento radicular, de extrusión o de anclaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *