Ventajas de Invisalign frente a otros tratamientos

Al decidirte a realizar un tratamiento de ortodoncia como Invisalign te surgen muchas dudas sobre si de verdad merece la pena, si el dinero que cuesta va en línea con lo que se consigue, si es mejor buscar algo más barato aunque el tratamiento perdure más en el tiempo….y un amplio etcétera de cuestiones asaltan tu cabeza. Lo primero que hay que pensar es que se hace por salud, más allá de los componentes estéticos de lucir una bonita sonrisa (que a todos nos gusta), el objetivo principal de conseguir unos dientes perfectamente alineados es mejorar la salud.

Aunque no lo creas los dientes mal posicionados alteran mucho nuestro bienestar y pueden provocarnos dolores de cabeza, cuello o espalda por una mala mordida. Esto sin contar con que si los tenemos mal colocados al masticar chocan entre sí, o se rozan, y con el paso del tiempo se van rompiendo. En ocasiones también puede ser impedimento para cepillarnos los dientes como es debido y se quedan más restos de alimentos entre los dientes ocasionando ya problemas más serios como inflamación de las encías, caries…etc. Resumiendo, que mejoras muchas cosas cuando consigues una dentadura totalmente alineada.

Puede que el mayor quebradero de cabeza a la hora de decidirte por Invisalign sea el precio, ya que en muchas ocasiones se tiene la idea de que es un tratamiento muy caro, pero si te pones a echar números, no es así:

Brackets tradicionales: el coste mínimo suele rondar alrededor de los 2.000 euros, y el coste máximo (según cada caso) llega hasta los 12.000.

Invisalign: existen tratamientos desde los 1.500 euros para los casos más leves cuya duración se estima entre los 3 y los 7 meses. ¿El coste máximo? El techo de Invisalign son 6.000 euros. Una diferencia bastante notable.

Otra ventaja que he encontrado es el tiempo de duración, y es que Invisalign dispone de tratamientos desde los 3 meses hasta los 18 mientras que los brackets es necesario llevarlos al menos durante dos años sin mencionar que son mucho menos cómodos. Más incómodos y más tiempo…

Personalización

Por último otro de los aspectos que más me gustó es su versatilidad y su personalización, existen tres tipos de tratamientos Invisalign distintos que se adaptan a tu problema: Invisalign Full para problemas difíciles, Invisalign Lite para cuestiones ligeras que se solucionan en pocos meses e Invisalign Teen, pensado exclusivamente para la dentadura de los jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *